seguinos

Entrevista a Pedro Bogado, ex combatiente de Malvinas

A 40 años del inicio de la guerra de Malvinas, el equipo de Espacio A23 dialogó con el veterano de la clase 62, Pedro Bogado.

Tras haber iniciado el servicio militar a los 18 años, explicó que en los días previos a que se desatara el conflicto bélico, no se había previsto que todos fuesen a Malvinas. «Primero había voluntarios y yo me fui a anotar; pero después se complicó y tuvimos que ir todos», explicó.

Ya más claro el panorama que se avecinaba, Bogado contó que «nuestro suboficial nos dijo que teníamos que ir sí o sí y que ‘esto no es un juego; hay que ir concentrados por que vamos a pelear contra el peor enemigo que tiene el mundo'».

«Lo más terrible fue cuando nos dijeron: ‘más de uno de ustedes no va a volver’ y eso fue terrible», agregó el ex combatiente en las vísperas al 2 de abril de 1982.

Ya en Malvinas, Bogado relató algunas de sus más increíbles experiencias. Como la del día en que una bomba impactó del otro lado de la colina en la que estaban haciendo vigilancia. «La carpa quedó hecha un colador», graficó producto del esparcimiento de las esquirlas tras la detonación.

Otro episodio similar, relató, fue cuando «nos cayó una bomba casi al lado y, por la condición del suelo, no explotó. La revisaron y se había frenado la espoleta».

Por otra parte, fue crítico con algunos de los máximos comandantes en el territorio, quienes con todas las comodidades e irrespetuosamente, le dijeron:»no tenemos cómo mandarle comida», a pesar de que mercadería, había.

Por último, el cónclave del conflicto bélico y la rendición de las tropas argentinas. Bogado resaltó el diálogo con los ingleses, que mientras los mantuvieron un tiempo prisioneros, les dijeron: «‘ustedes fueron unos leones, tigres había detrás de esa montaña; ustedes tienen que estar orgullosos de su país y de su bandera, la pelearon; nosotros perdimos muchos hombres y eso que teníamos antecedentes'».

El ex combatiente también expresó su ambigüedad de la alegría por volver con vida, pero la tristeza por haber sido derrotados.

Por si te lo perdiste